3 obras maestras del Museo del Prado

Las meninas, Museo del Prado

Como ya apuntábamos en nuestro primer post, el Museo del Prado es una de las visitas imprescindibles a realizar cuando visitamos Madrid. Entre las personas que acuden a este museo se pueden encontrar muchos tipos diferentes, los más expertos saben bien lo que buscan y pasan mucho tiempo frente a una sola obra, de la que intentan sacar el máximo partido. Al Museo del Prado también acuden artistas en potencia que practican intentando emular a sus referentes. Por último está el gran público, entre los que nos encontramos la mayoría de nosotros, aquellos a los que nos interesa el arte y la cultura pero no somos unos expertos.

Para este público general resulta imposible recorrer el museo completo en una jornada, olvídate de hacer una visita completa para “hacerte a una idea” de todas las obras que guarda este museo. Lo importante es que planifiques bien tu visita, solo así podrás sacarle el máximo partido.

Son muchas las obras maestras del Museo del Prado, en La Llave de Madrid estamos enamorados de tres de ellas y hoy queremos contaros cuáles son.

Las meninas, Velázquez

Las Meninas se pintaron en óleo en 1.656 y es una de las obras pictóricas más representativas del arte español. Una de las primeras cosas que llaman la atención de este cuadro es el tamaño, mucho más grande de lo que era habitual en Velázquez.

La figura central del cuadro es la infanta Margarita, a la que atienden algunos sirvientes. Una de las claves importantes del cuadro es lo bien que se refleja la realidad, la estancia en la que se encuentran los personajes está representada de una forma sorprendentemente creíble.

No solo la forma en que está pintado el cuadro lo convierten en una obra maestra, los contenidos políticos, históricos y artísticos que están presentes en el cuadro son tan variados y profundos que han sido objeto de muchas investigaciones.

Las meninas, Museo del Prado

Foto: museodelprado.es

El caballero de la mano en el pecho, El Greco

Se desconoce la fecha exacta en la que se pintó este óleo sobre lienzo, los estudios indican que sobre 1.580.

En el cuadro se percibe bien las costumbres a la hora de vestir de los caballeros de la época, ropas oscuras y sobrias con una sola nota discordante: las gorgueras de color blanco inmaculado. El caballero de la mano en el pecho es uno de los primeros cuadros de la colección de retratos que realizó El Greco. Muy poco después de su realización se expuso al público, lo que ha hecho que muchas personas lo hayan estudiado y ha contribuido a su gran fama hasta que alcanzó la calificación de obra maestra.

No se ha llegado a establecer la identidad del personaje del cuadro, entre las muchas posibilidades que se han barajado se encuentran el propio Doménikos Theotokópulos oMiguel de Cervantes.

El caballero de la mano en el pecho

Foto: museodelprado.es

El 3 de mayo en Madrid, Goya

Conocido popularmente como “Los fusilamientos”, este cuadro se pintó en Óleo en 1.814 y recuerda las represalias del ejército francés contra la sublevación popular llevadas a cabo en forma de ejecuciones.

Se han barajado dos localizaciones para este cuadro de Goya, no se ha determinado si el autor situó los hechos en el desmonte de la Moncloa o en los cuarteles de Príncipe Pío, dos de los lugares en los que los franceses llevaron a cabo las ejecuciones. Todo parece indicar que la escena representada no se corresponde a los parajes de Príncipe Pío por su aspecto más campestre. Al fondo se identifica “La atalaya de Madrid”, conocida así por ser el edificio más alto de la ciudad en aquella época, la Iglesia de Santa Cruz.

Fusilamientos del 3 de Mayo

Foto: museodelprado.es

¿Nos cuentas tus obras favoritas de Museo del Prado?

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *