Planes para disfrutar de la Navidad en Madrid

Mercadillo de Navidad en Madrid

Madrid es una ciudad que merece la pena visitar en Navidad. En estas fechas la ciudad se engalana con millones de luces de colores, las calles se inundan de mercadillos, belenes, dulces, canciones navideñas y una gran variedad de actividades para todos los gustos y para todas las edades. Pasear por las calles de Madrid se convierte en una aventura, tanto por la cantidad de gente que ambienta las calles en busca de sus regalos como por las actividades que organiza el ayuntamiento para disfrutar al máximo de la ciudad en un momento tan señalado. Por eso, si estás pensando pasar la Navidad en Madrid este año, a continuación te proponemos diversos planes para que puedas disfrutar del espíritu navideño más castizo.

Luces navideñas en Madrid

  1. Patinar sobre hielo

En invierno, nada mejor que ir a alguna de las pistas de patinaje de Madrid para poner a prueba tu equilibrio y tu sentido del humor. No importa si nunca has patinado o si te caes nada más empezar, ya que estamos seguros que esta experiencia tan divertida y navideña te encantará. Las mejores pistas de patinaje de Madrid se encuentran en la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles, la Plaza de Ópera, la Plaza de Callao y la Plaza de la Luna.

  1. Ver los belenes navideños

Madrid es una ciudad con una gran tradición en belenes navideños. Cada año la capital expone alrededor de 40 belenes de diferentes tipos y épocas, desde los más clásicos a los más vanguardistas. Una buena forma de conocerlos es realizar la ruta por los belenes más populares. Nosotros te recomendamos que tomes como punto de partida el Belén Municipal de José Luis Mayo Lebrija, pero también puedes empezar por el Belén napolitano del siglo XVIII del Museo de Historia de Madrid, por el Belén de estilo colonial de Casa América o por el Belén Tradicional de la Plaza Mayor que se encuentra en los soportales de la Casa de la Carnicería.

  1. Hacer compras navideñas

No importa si tienes pensado comprar o no. La belleza de los mercados navideños de Madrid te hechizará sin que apenas te des cuenta. Resulta imposible no pararse en alguno de estos pequeños puestos para ver los productos artesanos y souvenirs navideños típicos de estas fiestas. No tengas duda de que al final, por mucho que te resistas, acabarás comprando algo. Pero si hay un mercado  que no debes perderte ese es el de la Plaza Mayor, donde es posible comprar desde árboles navideños naturales a figuras artesanales para el Belén. Si tienes tiempo, también puedes pasarte por el de la Plaza Jacinto Benavente de estilo medieval. Aunque cualquier rincón en Madrid es siempre susceptible de convertirse en un mercadillo improvisado.

Mercadillo de Navidad en Madrid

  1. Una época para sacar al niño que llevamos dentro

En Navidad Madrid se convierte en “La Ciudad de los Niños”. Son ellos los que llenan las calles con su ilusión y sus sonrisas. Y para poder compartir la felicidad con ellos, Madrid ofrece una gran variedad de planes pensados para los más pequeños Desde actividades didácticas y talleres artísticos a obras de teatro, conciertos y bailes. Mención aparte merece el Planetario que proyecta el “Cielo de una Noche de Navidad”. Para poner la guinda al pastel, nada mejor que acudir a la Cabalgata de Reyes el 5 de enero donde sus Majestades, acompañadas de un séquito de ilusionistas, hadas y hechiceros desfilan por las calles madrileñas.

  1. Dos Nocheviejas mejor que una

Cada año la Puerta del Sol se convierte en el epicentro de la Nochevieja en España, donde miles de personas dan la bienvenida al nuevo año con las doce campanadas. Si no quieres esperar al día 31 o quieres disfrutar de dos noches especiales, puedes acudir a la tradicional cita del día 30 para realizar el ensayo del día oficial. Eso sí, si eres supersticioso, no te comas las uvas, ya que podrían traerte mala suerte.

Nochevieja en la Puerta del Sol

  1. Una carrera para bajar los polvorones

En las Fiestas Navideñas de Madrid también hay sitio para el deporte. Cada 31 de diciembre, la capital organiza una carrera por la tarde: la San Silvestre Vallecana. Una manera muy saludable de despedir el año y de bajar esos kilos que hemos ido cogiendo durante estos días. Hay dos tipos de carrera: la más popular, una carrera lúdica y relejada, y la profesional en la que participan atletas famosos. Un trayecto de 10 km que va desde el estadio del Santiago Bernabeu hasta el estadio Nuevo Vallecas, pasando por emblemáticos lugares de la capital.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *